Cómo elegir entre furgonetas, camiones y remolques refrigerados

El transporte frigorífico no solo es una forma muy útil de transportar productos, sino también un buen método para comenzar un negocio rentable y sostenible; pero antes de entrar en el sector conviene conocer más acerca de los diferentes modelos de vehículos que podemos encontrar.

Furgonetas refrigeradas

Lo primero que debes saber es que comprar camionetas refrigeradas tiene un coste elevado, sobre todo si hablamos de furgonetas nuevas, pero es casi la única opción viable si deseas asegurarte un producto de calidad. Al comprar una camioneta de segunda mano, arriesgas mucho y, a la larga, el dinero ahorrado aquí se perderá en reparaciones y otras molestias.

Camiones refrigerados

Los camiones refrigerados son camiones enormes, por lo que si vas a comenzar en el negocio y prefieres esperar a ver cómo funciona antes de realizar una inversión tan grande, puedes mejor invertir en un pequeño remolque refrigerado. Es mucho más barato que un camión regular, y también tiene la ventaja de ser venir acompañado de seguros mucho más económicos. Este vehículo te servirá para dar los primeros pasos en tu empresa hasta que consolides el negocio.

Remolques refrigerados

Los remolques refrigerados no son difíciles de encontrar, lo único complicado es escoger el más adecuado entre el amplio abanico de opciones que nos presenta el mercado. Las buenas valoraciones y el bajo consumo de energía son dos de los factores a los que te recomendaos prestar atención a la hora de comprar o alquilar un remolque. Una vez tengas claro el modelo, siempre podrás visitar diferentes proveedores hasta encontrar la oferta que mejor encaja con tus posibilidades.

Una ventaja más que tienen los remolques frigoríficos es el hecho de que pueden separarse fácilmente del vehículo principal, lo que nos permite emplear ese vehículo para realizar otras tareas. Este es un aspecto especialmente útil para los inicios de cualquier negocio, ya que no será necesario buscar un segundo vehículo sin remolque para realizar buena parte de las gestiones diarias.

Elegir entre un camión refrigerado y un remolque refrigerado es una decisión muy importante y una vez que se haga tendrás un gran impacto en tu negocio. Si necesitas el espacio adicional que un camión es la mejor opción, mientras que si necesitas los recursos para otra cosa, el remolque es una buena opción. En cambio, si prefieres la comodidad y tu volumen de carga es medio, puedes encontrar en las furgonetas a tu mejor aliado. Todo depende del estado de tu negocio.