Cosas que hacer cuando vas de viaje

Muchas personas esperan ansiosas la llegada de las vacaciones o de un puente para salir de viaje a un lugar que llevan mucho tiempo esperando visitar. Sin embargo, una vez llegan allí, se limitan a quedarse en el hotel, descansando, y dar algún paseo para visitar algunos de los monumentos más famosos.

Pero hay muchas otras maneras de disfrutar de una ciudad nueva: de su gastronomía, de sus actividades lúdicas, de sus comercios tradicionales… Por ello, te animamos a que lleves a cabo algunas de nuestras recomendaciones, que podrás leer a continuación:

Busca un restaurante tradicional o típico de la zona

Pregunta a los vecinos, o infórmate por Internet. Si sois muchos, puedes buscar un restaurante para grupos. Allí, pide la comida más típica de la zona, o la que más éxito tenga entre los comensales habituales.

Es posible que esta búsqueda te lleve a un lugar poco elegante, pero agradecerás haber estado allí y haber disfrutado de la gastronomía del lugar en concreto.

Festivales de barrio

Del mismo modo, puedes buscar en Internet, en foros o grupos de Facebook de viajeros cuándo se celebran los festivales de la ciudad que quieres visitar, o bien, el calendario de otro tipo de festividades, como la Fiesta Mayor. Escoge una fecha señalada para tu visita y disfruta de todo lo que tiene que ofrecerte tu punto de destino.

Recorre callejones

A veces, la mejor manera de conocer una localidad es perdiéndose por sus calles, buscando su magia en lo más profundo. Así pues, nada de guías turísticos; escápate y sumérgete en los rincones más inhóspitos. Visita los pequeños comercios que encuentres y huye de las grandes vías. Además, esto te ayudará, también, a encontrar tiendas de artesanía local y a no sufrir la inflación de precios que suelen llevar a cabo las grandes tiendas, así como a evitar caer en la tentación de comprar en cadenas que ya existen en tu propia ciudad.

Habla con los vecinos

Si el idioma te lo permite, lo ideal es que te comuniques con los habitantes de la ciudad. De este modo, es más probable que puedas llegar a conocer bellos lugares de los que no habrías oído hablar de otro modo.