que-estudiar

¿Entonces, qué tengo que estudiar?

Hay muchas personas que tienen pánico al dentista, no entiendo el porqué de esa fobia, alomejor es porque las herramientas que se utilizan para limpiar los dientes hacen ruidos muy estridentes. A mí, sin embargo cuando era pequeño me encantaba ir, lo más seguro es porque he llevado brackets y cada visita que iba significaba que quedaba menos tiempo para que los quitasen. Me gustaba tanto ir y disfrutaba de tal manera, que ahora quiero estudiar y trabajar en un dentista.

He buscado mucha información y he preguntado a varios especialista sobre qué camino sería el más adecuado para poder llegar a trabajar en un gran puesto dentro del mundo de la odontología. La mayoría de personas coinciden en que la mejor opción es estudiar un grado superior de higienista dental en Barcelona y al finalizar el ciclo, ir a una universidad y realizar el grado de 5 años de Odontología. Finalmente haré eso, también me han comentado que en esta carrera universitaria, el último año se realizan prácticas en diferentes centros, para acabar de formarse y así poder aplicar todo lo aprendido durante los últimos 4 años de teoría. Un porcentaje muy elevado de las personas que realizan las prácticas en un dentista, son admitidos por dicha empresa ya que piensan que están suficientemente cualificados para conseguir un puesto.

Requisitos necesarios

Para ser un buen higienista dental debes tener unas ciertas habilidades y capacidades:

  • Unas excelentes habilidades de comunicación
  • Ser una persona muy detallista y perfeccionista
  • Tener una gran dedicación y disciplina
  • Ser muy paciente y resolutivo para poder solucionar los posibles problemas sin dificultades.
  • Ser organizado tanto con los materiales que se utilizan como por el tiempo, que es muy valioso.
  • Ser una persona con carisma para poder entender al paciente y poder extraerle información importante para poder conocer más sobre su diagnóstico y tratamiento.

En definitiva, esta profesión me encanta porque me permite desarrollar competencias tanto intelectuales como humanísticas, resaltando la capacidad crítica, el liderazgo y las competencias comunicativas y todo eso me ayudará a crecer como persona. Otro motivo por el cual me decanté por elegir esta carrera es el hecho de poder ayudar y cambiar diversos aspectos de la vida del paciente.