Mejora tus rodillas con el ácido hialurónico

Muchos conocen las inyecciones de ácido hialurónico para tratamientos que sirven para rellenar arrugas. Esta sustancia es de las más utilizadas en medicina pero mayormente es conocida en el ámbito de la estética facial.

Pues bien, una de las partes del cuerpo en la que más se utiliza esta sustancia es también en las rodillas. Con la edad, muchas personas sufren artrosis y por lo tanto sufren de dolor y malestar a causa del desgaste de los cartílagos. Gracias a inyecciones como Durolane, podemos luchar contra esta enfermedad que cada vez afecta a más gente haciendo molesto cualquier tipo de movimiento de las rodillas, incluso al andar.

¿Cómo funciona el ácido hialurónico?

A veces los tratamientos convencionales no presentan los resultados esperados y muchos pacientes optan por escoger el ácido hialurónica para tratar su artrosis.

Con esta sustancia se consigue mejorar la calidad de vida, disminuyendo el dolor y poder realizar nuestro día a día más llevadero.

Con el paso de los años el líquido sinovial que actúa como capa de protección dentro de nuestros rodillas se pierde, causando dolor y haciendo las rodillas más frágiles, notando dolor con suaves movimientos o pequeños golpes. Con el ácido hialurónico logramos que los cartílagos de la rodilla recuperen esta pequeña capa protectora.

Las inyecciones se traducen en un aumento notable de la protección de la zona afectada, haciéndola mucho más resistente a golpes, roces y desgaste, aliviando el dolor y mejorando sensaciones que aportan una mayor confianza y seguridad a los pacientes.

Además es una técnica que no molesta nada al paciente, solamente se nota un pequeño pinchazo en la rodilla pero no es nada doloroso. Lo habitual es realizar varias inyecciones con intervalos de tiempo que el profesional crea oportuno. Con cada sesión irá mejorando la situación y se apreciarán los resultados. Cada organismo necesita su propio tiempo para poder asimilar la sustancia inyectada.

durolane

 

¿Merece la pena el tratamiento?
Por supuesto, estamos hablando de un tratamiento efectivo, polivalente y funciona en otras partes del cuerpo. Cada vez son más eficaces y menos invasivos, presentando un grado muy elevado de satisfacción. Una solución efectiva para las rodillas con resultados excelentes.