rutas a pie en barcelona

Rutas que puedes hacer en Barcelona a pie

La Ciudad Condal es uno de los destinos turísticos favoritos de viajeros de alrededor del mundo. Su belleza arquitectónica, sus parajes inimitables, sus playas paradisíacas, su ambiente de ciudad sibarita… Todo esto atrae a miles de personas cada año.

Hoy, te vamos a hablar de las rutas que puedes realizar a pie en Barcelona, para que conozcáis los puntos de los que menos se habla habitualmente, pero que merecen ser conocidos por los turistas. Recuerda buscar un buen lugar donde alojarte, como Apartamentos Barcelona, y hacer un presupuesto para el viaje.

Vallbona

Al límite norte de la ciudad, esta zona ha quedado aislada del resto de Barcelona a causa de las autopistas, la vía del tren y el río Besòs. Esto, sin embargo, también le ha proporcionado la oportunidad de permanecer con su belleza natural, con una esencia rural que no se encuentra en ninguna otra parte de la ciudad.

Horta

Más de 50 masías y casas solariegas se arremolinaban en esta zona en la época en la que todo era campo. Al final, fueron desapareciendo a causa del proceso de urbanización, pero todavía quedan algunas en pie, que datan del siglo XV. Puedes aventurarte en el distrito de Horta con la excusa de encontrarlas.

Si das con Can Mariner, ahora funciona como una biblioteca pública especializada en teatro. Entra a disfrutar de su interior y admira su chimenea embaldosada. En su fachada, encontrarás el reloj de sol que le da color.

Lo mejor del Eixample

Admira el primer rascacielos de Barcelona: el edificio Abelux (1945) de Luis Rodríguez de Soto, en la plaza de Urquinaona, esquina con Jonqueres. Desde aquí, ve caminando hacia la calle de Pau Claris, número 81, que es la actual sede del Departament de Justícia. En 1932, cuando Francesc Folguera proyectó este edificio para la empresa Tecla Sala, que era conocido como Casal Sant Jordi, era muy revolucionario unir oficinas en la zona de abajo y viviendas arriba, en estructuras diferenciadas, como podrás comprobar en su fachada. De este modo, se introducía poco a poco la modernidad racionalista que dejaba atrás el novecentismo.

Deja un comentario